AFILAR CORRECTAMENTE

Pasito a pasito para conseguir un corte bien afilado

 

Solo un cuchillo bien afilado corta de manera eficiente, segura y buena. Afilar y pulir periódicamente garantizan una hoja afilada para uso diario. Si con una máquina afiladora, una chaira, una piedra para afilar o con un afilador manual, aquí encuentra algunos consejos de uso:

  • La hoja del cuchillo debe afilarse regularmente con una chaira o una piedra de afilar. Así aumenta el tiempo de un corte afilado. El cuchillo permanece afilado durante más tiempo.
  • Al volver a afilar el cuchillo tener en cuenta tras afilar el cuchillo por primera vez, para perfeccionar la superficie utilizar una banda de lija muy fina o un disco de fieltro para un mejor acabado.
  • Afile sus cuchillos con una piedra de afilar con mucho agua – evita que el acero se sobrecaliente y pierda fuerza en el corte. Tener cuidado al utilizar una lijadora de bandas que no se sobrecaliente el acero demasiado.
  • La piedra de afilado debe girar continuamente para garantizar un corte uniforme y un perfil de hoja óptimo.
  • Al volver a afilar el cuchillo, tras afilarlo por primera vez, pulir la superficie con una banda de lija muy fina o con un disco de fieltro para un acabado perfecto.
  • Quitar cuidadosamente el hilo formado al afilar a mano con una piedra afiladora. Si extrae demasiado se desafila el cuchillo.